¿Qué hacer en Estepona?




¿Qué hacer en Estepona?





Estepona es una localidad que vive al aire libre, su clima incita a ello modelando y moldeando la forma de ser de sus gentes que saben gozar de un variado entorno entre el mar y la montaña, ese que ha posibilitado el desarrollo de todo tipo de actividades.




Dado pues que la variedad de posibilidades es infinita, la imaginación en nuestra oferta de ocio no tiene límites: Puedes visitar la sabana africana a sólo quince minutos en Selwo Aventura, introducirte en el apasionante mundo de los caballos en La Escuela de Arte Ecuestre, practicar kite surf o pasar una apasionante jornada contemplando los cetáceos que viven en nuestras costas, puedes pasar unas vacaciones inolvidables conociendo nuevas sensaciones y deportes, como la vela, o el golf,  incluso ¿porqué no?  hacer de ellas tu forma de vida.
También es posible, incluso inevitable verse sumergido en el aroma de su historia, pudiendo disfrutar de sus museos y monumentos más destacados.


Parte de la conocida Costa del Sol, sinónimo de lujo y glamour, pero justo esa parte donde la sencillez y autenticidad de un pueblo marinero perviven sobre todas las cosas, regalando además la tan deseada tranquilidad, seguridad y anonimato de un pueblo andaluz.



 Parece Estepona siempre iluminada por el fulgor azul del Mediterráneo. 
Ese resplandor índigo entra en brutal contraste con el rojo parduzco de Sierra Bermeja. Así se encuentra Estepona, atrapada entre el mar y la montaña, emboscada sabiamente en una cinta de tierra que se deja mojar la punta de los pies con el frescor del mar y airear su cabellera con la serranía. Convive con ambas desde tiempo inmemorial, así lo atestiguan sus vestigios prehistóricos y fenicios y romanos y siempre árabes.
 De arenales extensos, antes de "Estebunna" y "Alextebuna" fue otra, la que conocieron los marineros de Fenicia, los comerciantes de Roma por otro nombre... Estepona que conserva aún el particular sabor de la Málaga auténtica en sus calles más antiguas. Así luce, entre un pasado excelso y un presente vivificante. No resistiremos la tentación de mojar nuestros pies en sus aguas colmadas de historia.


 La Astapa fenicia luce hoy un cuidado caserío de sabor andaluz que alberga algunas joyas arquitectónicas, entre ellas la iglesia de la Virgen de los Remedios y el castillo de San Luis.


 Las fiestas mayores, la festividad del Carmen y una peculiar Semana Santa son algunas de las celebraciones que los habitantes de la localidad viven con gran intensidad. Tampoco hay que olvidar su gastronomía, que cuenta con recetas tradicionales basadas en el pescado y otros productos del mar.


Estepona se ubica en el extremo occidental de la costa malagueña, a unos kilómetros del límite provincial con Cádiz. Esta privilegiada ubicación atrajo hace más de dos mil años a los fenicios, quienes hicieron de Astapa un importante puerto comercial mediterráneo.
Estepona ha sabido conservar en la actualidad su protagonismo, gracias a las importantes infraestructuras turísticas que ha creado en torno a sus magníficas playas. La de La Rada es una de las más emblemáticas. Situada junto al centro de la ciudad, este extenso arenal queda enmarcado por un largo paseo marítimo con palmeras y dispone de todo tipo de servicios para disfrutar del sol y del mar en cualquier época del año.


 Otras playas de gran belleza son las de La Galera, Bahía Dorada, El Saladillo o la conocida playa naturista de Costa Natura (primer pueblo naturista de España) en Arroyo Vaquero.




El municipio cuenta con un notable puerto deportivo, que ofrece la posibilidad de practicar todo tipo de deportes náuticos, como la vela, el submarinismo o la pesca deportiva.


Situado a escasos kilómetros de Sotogrande, Estepona es también un paraíso del golf. Tanto los jugadores noveles como los ya iniciados en este deporte, podrán disfrutar de las selectas instalaciones que ofrecen sus campos, considerados entre los mejores de Europa.


Aquellos que prefieran la hípica, encontrarán en Estepona uno de los centros ecuestres más importantes de la zona: la Escuela de Arte Ecuestre Costa del Sol. En ella se ofrece la posibilidad de aprender o perfeccionar todo tipo de deportes ecuestres, así como participar en diversas actividades relacionadas con el mundo del caballo.




Esta es parte de la inacabable oferta de Estepona, pero  a mi lo que más me gusta hacer en Estepona es pasear por sus calles llenas de flores a la caída de la tarde, recorrer sin prisa su interminable paseo hasta el Puerto 
deportivo y regresar sin prisas ni reloj caminando por la arena....Respirar su brisa marina al amanecer y contemplar cómo los barcos de los pescadores surcan a lo lejos la línea del horizonte, buscando posiblemente su comienzo...





Algunas de las imagenes han sido tomadas de Google Images. Agradecemos que nos avisen a esteponaviva@hotmail.com para su inmediata retirada si fuese necesario. Gracias.